KYRIE, EL ÚLTIMO REFUGIO
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


REINOS: Zarkania Empty
Últimos temas
» GRUPOS CENSADOS PARA LA CAMPAÑA ONLINE MASIVA
REINOS: Zarkania EmptyJue Mar 05, 2020 3:51 pm por LEVOAYASH

» BIENVENIDO, VIAJERO (presentaciones)
REINOS: Zarkania EmptyJue Mar 05, 2020 11:11 am por LEVOAYASH

» REINOS: Desierto Humeante
REINOS: Zarkania EmptyMiér Nov 20, 2019 11:50 am por LEVOAYASH

» [CANON] Criaturas creadas por la comunidad: ANTAGONISTAS
REINOS: Zarkania EmptySáb Nov 02, 2019 11:25 am por LEVOAYASH

» Entornos de aventura oficiales
REINOS: Zarkania EmptyMar Ago 27, 2019 4:27 pm por LEVOAYASH

» LEYENDAS Y FOLCLORE
REINOS: Zarkania EmptyLun Ago 26, 2019 3:50 pm por LEVOAYASH

» REINOS: Las Llanuras de Queh-Tech
REINOS: Zarkania EmptyLun Jul 29, 2019 4:17 pm por LEVOAYASH

» REINOS: Erenea
REINOS: Zarkania EmptyJue Jul 25, 2019 4:47 am por LEVOAYASH

» REINOS: Sdrun-Talc
REINOS: Zarkania EmptyLun Jul 08, 2019 9:26 pm por LEVOAYASH

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 25 durante el Jue Abr 20, 2017 4:27 pm

REINOS: Zarkania

Ir abajo

REINOS: Zarkania Empty REINOS: Zarkania

Mensaje por LEVOAYASH el Miér Jul 03, 2019 11:23 am

ZARKANIA

REINOS: Zarkania Zarkan10


El Castillo de las Tres Órdenes se eleva majestuoso sobre una amplia loma, con sus grandes patios de entrenamiento, sus barracones, establos, armerías, torreones de guardia, prisiones, forja y almacenes, como si de una pequeña ciudad se tratase. Es uno de los mayores complejos militares que se han construido, salvo quizá con la excepción de Moorghӕn, la gran plaza de Uther Larein-Brenngär. Una gran muralla almenada rodea el castillo. Al pie de esta muralla (excepto en su cara norte, en la que está adyacente a un acantilado de 200 mts de caída) se extiende la ciudad de Zarkania, con una de las poblaciones más numerosas de Kyrie (aproximadamente 70.000 habitantes).

El pueblo zarkaniano es de lo más polifacético que hay; en sus calles y mercados se pueden ver desde los sacerdotes escribas de Sigard hasta habilidosos malabaristas, desde los rudos mercenarios del sur hasta las refinadas señoritas manirianas. En las calles de la ciudad aquel que tiene dinero tiene poder. Los nobles y apoderados se dejan caer habitualmente por tabernas, posadas y casas de placer para gastar algunas monedas con la bebida, el juego o el sexo, y pasar un buen rato, siempre acompañados por alguno de sus hombres. Ladrones y salteadores acuden a los mismos antros probando su pericia con algún pobre malhadado que se tope con ellos.

Pero siempre presente, día y noche, dentro y fuera del Castillo, la Orden de los Caballeros de Zarkania asegura la paz y el bienestar de los ciudadanos. La casa real de Nailoor es respetada y querida en cada rincón del país. Muchos se sienten agraciados de haber vivido en una época de paz como pocas se le conocen al reino de la Garra Blanca. Los ancianos e historiadores no recuerdan a ningún rey tan benevolente pero a la vez tan enérgico como Jereck. Pero muchos sienten tristeza porque su rey nunca les dio un sucesor al trono.

Una de las mejores bazas del reino zarkaniano son sus templos, bibliotecas y torres de erudición, donde cualquiera con el suficiente capital como para permitírselo puede estudiar historia, física, astronomía, geografía y otras materias. De aquí salieron figuras tan renombradas como el erudito y arquitecto Emequías Nan´mud, hace unos 200 años, o más recientemente el intrigante sacerdote Énimel de Táramis, que toca tanto lo religioso como las intrigas palaciegas. Cualquier iniciado de Sigard aprende en un año de estudio en un templo más que cualquier ciudadano de a pie en toda una vida. De hecho, en una familia, tener a un miembro como discípulo de un erudito o escriba en un templo o señal primordial es señal de innegable riqueza y sabiduría.

La ciudad está dividida en dos partes, la vieja y la nueva. En la vieja las casas se apiñan de forma aglomerada y sin ningún orden. Todas ellas del mismo estilo monacal ya que antiguamente era la Iglesia Primordial la que financiaba y dirigía las obras en la ciudad, antes de que llegara el tiempo de los grandes reyes, cuando aún gobernaban los Oradores Reales. Se ha vuelto característico el hecho de que en la parte entigua hay una cantidad considerable de tahúres y mendigos tratando de ganarse unas monedas fácilmente, cosa que no se suele ver con tanta profusión en la parte nueva, por la facilidad de patrullaje y la mayor visibilidad de las calles.  

En la parte nueva, que rodea en parte la antigua, los edificios están alineados y forman calles donde se montan mercados y otros comercios, siguiendo un estilo arquitectónico más moderno. Estas calles son anchas y bien pavimentadas; casi a diario se puede ver en ellas a un encargado u oficial de la casa real al cargo de cuatro manos de obreros reparando una parte de la calzada o pavimentando una nueva vía comercial.

Aun se puede ver en Zarkania el último monumento que construyeron los Oradores Reales: la Señal de San Reebash. Aunque mucho menor en tamaño e importancia que El Arco, en Maniria, San Reebash posee una simple y antigua belleza, con sus almenas y altos y puntiagudos tejados. En su interior convive la mayor comunidad de creyentes, Hermanos Primordiales e Iluminados de Zarkania. Sus altos muros encierran una de las más extensas y conservadas bibliotecas; los más antiguos archivos de los Oradores Reales, los más ocultos secretos de la Iglesia Primordial y los más cuidados legajos de célebres autores se guardan aquí junto con toda una colección de libros y pergaminos de variedad casi infinita. Este reducto de conocimiento solo se ve ensombrecido por la Khùram-Labrach, la Gran Biblioteca, regentada por Arnom Jedda.

Entre las figuras importantes de Zarkania, el Encarnado Bescene tiene una gran influencia entre la aristocracia, y es el máximo dirigente espiritual del país. Si bien aquí el fervor religioso es algo menos por la iglesia que en Maniria, ningún proyecto importante se pone en marcha si el Encarnado se declara en contra o pone un impedimento moral o religioso. Aun así, Bescene no es más que un santo hombre movido por las decisiones de la Tríada de los Iluminados maniriana.

Jereck... su solo nombre sirve para inspirar fe y fidelidad en el corazón de los que lo escuchan y pronuncian. Aunque con un Rey generoso y querido, la casa real, además de otros, tiene que sufragar los gastos de su permanente orden de caballería. Para ello se ha creado un impuesto llamado Arcas de Zaguellay: cada ciudadano con negocio propio debe abonar a la Corona una parte de cada veinte de sus ganancias mensuales. Los pastores, agricultores y ganaderos se ven libres de pagar este impuesto intramuros, pero para ellos se creó el llamado impuesto de la Colecta de Viento Negro, según el cual deben donar a la Corona una cabeza de ganado vacuno o el equivalente a su valor en bienes. Los encargados de estas dos colectas son los miembros de la Guardia Real, no más de cien individuos con el poder conjunto de un magistrado y un devoto primordial, erigiéndose a pie de calle en jueces y verdugos en asuntos ciudadanos. Además se ven respaldados por la Casa Real y la Iglesia. La Guardia Real infunde respeto y cualquiera que no pague los impuestos puede ser encarcelado y sus bienes embargados, pero se suelen tomar medidas más suaves como un tres días por decana de servicio a la corona, o la posibilidad de aplazar el pago durante dos decanas. Los recaudadores reciben el pago en los Torreones de Guardia repartidos por toda la ciudad, y son frecuentemente apoyados por la Orden de Elegidos, la de menor rango de las tres que componen la Orden de Armas de Zarkania.

LAS REGIONES

El vasto país de Zarkania está dividido en una serie de regiones, cada una de las cuales bajo el mando de un noble o devoto primordial de confianza y antiguo linaje. Todos ellos deben vasallaje al Rey y fidelidad a la casa de Nailoor.

-H´LEND- La Baronía de H´lend es un ancho caserío que se extiende no lejos del castillo de LaHaire, el barón nombrado por Jereck hace más de veinte años y su principal heraldo. En el castillo habitan una cincuentena de soldados además de otros tantos sirvientes. La graciosa señora Even de Dulquis, esposa de LaHaire, es joven y agraciada, y muy querida por los casi trescientos habitantes del caserío.

-LAS ROSAS- Es una amplia villa cercana a Bosque Hundido en la que alrededor de quinientos campesinos trabajan las extensas plantaciones propiedad de Galler de Sorthenshar. Aquí no hay fortificaciones, pero en caso de necesidad se puede habilitar una milicia de alrededor de doscientos campesinos. En Las Rosas hay excedente de grano que generalmente se vende a las demás regiones. Además se destila uno de los mejores licores de Zarkania: el margaro también llamado agua de rubí.

-HORBIL- El castillo de Horbil es alto y majestuoso, de altas murallas y rojos estandartes. El dueño y señor de estas tierras es Dagoor de Iriaen y a él rinden vasallaje los casi doscientos habitantes de Irbräund, un pequeño poblado de agricultores y pescadores que se extiende sobre sendas orillas de río Bralon, y Harshä, una región de pequeñas pero productivas granjas. En Horbil viven, además de la familia Iriaen, de ricos comerciantes, una decena de devotos primordiales, pues la señora Athara de Ta´rikam es una ferviente servidora de la fe Primordial. La región es famosa por su buen pescado y el rumoreado libertinaje de sus ciudadanos.

-FERGUISHARAT- También conocido como “Las Puertas del Reino”, la vetusta fortificación de Ferguisharat protege la frontera sureste de Zarkania a horcajadas sobre el camino de kaldran. La fortaleza es regida por el astuto caballero Fallen de Loirdavill. Aunque de linaje maniriano, ha demostrado su fidelidad a Jereck en no pocas ocasiones. Posee una compañía de doscientos lanceros, todos ellos destacados en Ferguisharat, que son abastecidos por Zarkania a cambio de su servicio al reino. No lejos de la fortaleza se asienta Bel-Wëllann, un centro de comercio regentado por la familia Bellys, de cerca de mil habitantes. Ar´em Bellys rinde pleitesía a Fallen, aunque trata de ganar su propio título e independencia a los ojos de la Corona.

-ORLOÜND- Rodeada por densos bosques, la región de Orloünd es la más montañosa y abrupta de Zarkania. La casa de Inerquesleth gobierna esta vasta zona desde hace mucho tiempo, así como a los pueblos que en ella se asientan. El duque de Orloünd, Berenor de Inerquesleth, es un bárbaro del sur que regresó a su tierra natal a la muerte de su padre a reclamar el ducado; aun con sus antecedentes, Berenor es una buena persona, amante de sus tierra y gran entendido en el arte militar. Su hijo Callar´ak será el próximo duque, y sigue a su padre como una sombra. En Orloünd habitan más de seis mil campesinos, además de los miembros del linaje ducal. La región posee un importante ejército de unos doscientos jinetes y más de seiscientos infantes.

Vasallos de Orloünd son Rasbeld, un poblado costero de pescadores y marinos de unos ochocientos habitantes, y Bermedion, un rudo pueblo de montañeses y taladores de alrededor de quinientos. El puerto de Rasbeld posee una flota mercante y una riqueza considerable. De Bermedion se obtienen pieles y madera de buena calidad.

-CESTEL´AIN- Dragain de Vil-lar, antiguo devoto primordial, aceptó convertirse en el señor del castillo de Cestel´ain tras la muerte en la mar de su antiguo dueño. Alrededor del castillo hay una treintena de granjas, porquerizas, molinos y almacenes donde habitan unos trescientos aldeanos. Aunque la tierra de los alrededores es algo pobre para plantar, sí que sirve para que los inmensos rebaños pasten. Esta región es popular por su gran cantidad de rebaños de carvhü. El hijo de Dragain, un joven caballero llamado Gresten, está perdidamente enamorado de Nameera, la hija menor del Rey, y se ha erigido como su protector y guardián de honor.

-BACANSSIR- Hace algún tiempo, Jereck instaló una pequeña guarnición de soldados cerca de las ruinas de Ishlen, otra ciudad asentada sobre ruinas kaldrain que quedó destruida por un extraño ataque, una maldición se dice; pero poco después llegaron a Bacanssir aldeanos y campesinos de distintos lugares. Hoy día el pueblo es pequeño, pero la tierra es buena y parece ser que la leyenda del Mal del Bosque pierde cada vez más peso. Todo apunta a que el incipiente poblado acabará siendo con los años mucho más de lo que es ahora. El señor de Bacanssir es un veterano soldado llamado Aldere Brena´ar.

-SEOREL- Antiguamente conocido como "el gran poblado", actualmente se le reconoce como ciudad. Seorel es uno de los núcleos urbanos más prósperos de Zarkania. El gobernador de Seorel es un comerciante llamado Inar Glumâar, serio y práctico, con el que todos están contentos. Desde su llegada, en las fronteras de Seorel se han construido altas empalizadas y un buen número de torres de vigilancia; los almacenes han duplicado sus existencias y aún queda para comerciar con los excedentes de la cosecha. En la ciudad abundan las tabernas y posadas y en sus mercados se pueden encontrar las más variopintas mercancías. Grandes plantaciones la rodean; su población ronda los quince mil habitantes con un cuerpo de guardia de alrededor de trescientos soldados.

-NARESHI- Oth de Afgroom, apodado “el Tuerto”, manda en el llamado "Puerto de Zarkania". Nareshi está prácticamente construido en madera, con simples chozas y largos y resistentes muelles. El gran poblado pesquero abastece de pescado a muchos kilómetros de distancia. Aunque Oth es el gobernador del poblado, y posee una buena cantidad de barcos mercantes, en Nareshi conviven una auténtica multitud de pequeños propietarios y viejos lobos de mar. Por otra parte, el comercio es casi tan bueno como la pesca y un buen número de mercaderes se han hecho propietarios de más de un buque. Entre ellos las alianzas, tretas encubiertas y enemistades son frecuentes.

Su población ronda los siete mil habitantes casi exclusivamente vinculados al mar. Nareshi se encuentra en una depresión natural del terreno, rodeado en su mitad nororiental por altos acantilados. En la zona libre se ha construido una gran empalizada doble con una única puerta fuertemente custodiada. Aquí se encuentran permanentemente medio centenar de jinetes lanceros como único cuerpo de guardia.

-LARC´ESTER- La baronía de Larc´ester perteneció al célebre Caballero Iluminado Arnais de Farguell. A su muerte defendiendo a la reina de un ataque de bandidos, su hijo Davain heredó el título de barón, siendo al igual que Arnais, Caballero Iluminado y capitán de unos cincuenta caballeros de su Orden que permanecen junto a él en el castillo de Farguell.

Al pie de la colina sobre la que se asienta la fortificación se agrupa un macizo pueblo rodeado por una alta muralla de kilómetros de extensión, una de las últimas obras de Emequías Nan´mud. Unos cuatro mil campesinos, ganaderos y agricultores, con un buen número de artesanos y alrededor de trescientos d’numockoii conviven en Larc´ester.
LEVOAYASH
LEVOAYASH
Admin
Admin

Mensajes : 42
Puntos de Avance : 1305
Tipo de PJ : 8
Fecha de inscripción : 20/04/2017
Edad : 41
Localización : Alhaurín de la Torre

https://elultimorefugio.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.